la historia de ola bejano

Olga contrajo, en 1987, una enfermedad neuromuscular que terminó paralizando la práctica

totalidad de su cuerpo. Desde entonces, no pudo hablar, ni ver. Respiraba artificialmente y

se alimentaba a través de una sonda.

 

Sin embargo, encontró un método para comunicarse con el mundo: haciendo unos garabatos,

aparentemente incomprensibles, con los impulsos de su rodilla, sus distintas enfermeras

aprendieron a traducir lentamente al abecedario.

 

Gracias a este original sistema, Olga dejó publicados, antes de morir, tres libros de gran

éxito: “Voz de Papel”, “Alma de color salmón” y “Los Garabatos de Dios”.

Su último libro, “Los Garabatos de Dios”, es una lúcida reflexión sobre la grandeza y los límites

del ser humano y, especialmente, sobre la capacidad de superación de las personas.

 

Entra en tu interior

¿Qué te hace pensar lo que acabamos de leer sobre Olga Bejano?

A veces, a pesar de que algo nos parezca imposible, debemos confiar en nosotros mismos y

en nuestra capacidad para hacer las cosas y esforzarnos para conseguir lo que nos proponemos.

Habiendo visto lo que ella consiguió hacer con todos sus problemas, ¿aún te parece que tú

no puedes conseguir lo que te propongas si lo intentas?

Piensa, sobre ello, y agradece a Dios por todos los dones que te ha dado. Pídele que te ayude

a aprovecharlos de la mejor manera posible.