que lo que te mueva tenga un sentido

Soñar es gratis, y muchas veces podemos soñar con algo que no es sólo para nosotros. Pero como alumnos y alumnas maristas tenemos que ser capaces de dar un paso más y soñar con un sentido. Y alcanzar esos sueños será lo que nos mueva. Por tanto, lo que nos mueve tiene que tener un estilo marista: algo sencillo (no el éxito o la fama, por ejemplo), algo pensando en los demás, sobre todo en los más necesitados (no sólo lo que yo necesito), algo que te acerque más a Jesús…

 

Dinámica:

hablamos por parejas sobre nuestros sueños, si son o no cercanos a lo que se nos propone.