como las montañas

Si miras las montañas,

que son tan grandes,

verás en ellas

la grandeza de Dios.

 

Si miras las montañas

que son tan bellas,

verás en ellas

la belleza de Dios.